Memoria_Noticias_interes

Imprimir

_____

Mayo – Junio de 2014

En Mayo y junio TDHS está de luto, nos solidarizamos y acompañamos en su dolor a las familias afectadas por la tragedia ocurrida en el municipio de Fundación...TDHS en defensa de los derechos de la niñez invita para que se tome conciencia sobre la importancia de la protección y sean los y las adultos quienes la garanticen, para que situaciones como estas no se vuelvan a presentar.

_____________________________________________________________________________________

Marzo de 2014

Nuestros hermanos de TDHS Perú nos comparten su quehacer con estos dos periódicos, les invitamos para que conozcan su trabajo...

Periodico TDHS - Perú Marzo
"En vez del metal amarillo, el oro marrón - por Jean-Luc Pittet

En la Amazonía del Perú, familias de campesinos se juntaron para fundar una cooperativa agrícola con el fin de producir y comercializar cacao de alta calidad, una alternativa a la extracción del oro. Jamás se había hecho algo parecido antes en la región...

Periodico Terre des Hommes Suisse, marzo 2014
Robin des Watts Por Gregory Scalena

Ahorrar energía y favorecer el intercambio, Escuela de Onex-Parc, Cantón de Ginebra en Suiza, 370 estudiantes. Escuela de San José de Quero, Provincia de Junín en Perú, 60 estudiantes. ¿Que los une? El programa de energía solidaria.

_____________________________________________________________________________________

Febrero de 2014

 

El 12 de Febrero de 2014 - La personería de Cali emitió un informe sobre la grave situación Humanitaria que se viene presentando en la Comuna 21 - en el sector Potrero Grande

 

Resistiremos hasta que se apague el sol

Imprimir

Por Patricia Armada Terre des Hommes Suisse N°114, mayo 2014, traducido del francés

"Resistiremos hasta que se apague el solEste es el lema de Cecucol, una de las nuevas copartes que apoya Terre des Hommes Suiza en Colombia, quienes muestran su compromiso por los derechos de la niñez.

La alegría del centro de Cali desaparece a medida que nos acercamos al barrio de Los Chorros, en la ladera de una colina que rodea el sur-oeste de la ciudad. Poco a poco desaparecen los edificios modernos y aparecen otros deteriorados. Aquí viven muchas familias desplazadas y desfavorecidas, y es aquí dónde nos encuentra Bernarda (una de las fundadoras de Cecucol), para llevarnos hasta el centro de la asociación.

Desde fuera, el edifico de Cecucol parece igual a los otros, pero una vez dentro es otro mundo: parece que estamos debajo de una carpa de circo dónde los colores y las risas se mezclan alegremente. Este espacio fue construido por los fundadores de Cecucol, con la ayuda de los vecinos del barrio. Tiene salas de clase y un patio interior, una escalera sube a los dos pisos superiores y a un anfiteatro sin techo donde tienen lugar proyecciones de películas.

Día a día los niños y niñas se están maquillando y disfrazando. Diferentes escenarios los acompaña siempre y justo a nuestra llegada una manifestación se prepara, la idea: ocupar los lugares recreativos del barrio  (que en la cotidianidad son peligrosos) y organizar actividades artísticas. El desfile lleva un altavoz. Los niños, niñas, adolescentes, madres y educadores llevan pancartas y empiezan su marcha con felicidad. Cerca de la escuela hay un primer cartel hecho por los niños que reivindica lugares de juego para los niños sin tráfico de droga. El desfile siempre alegre lleva su camino hacía Los Comedores, un terreno deportivo invadido por los consumidores de Marihuana.

Los niños se toman el territorio y ofrecen un espectáculo de baile, durante este tiempo, el parque vuelve a ser un terreno de juego. «Aquí los niños no tienen dónde jugar, cuenta Bernarda. La violencia es cotidiana. La gente esta desamparada.» De repente, delante de nosotros aparece una niñita con trenzas, tendrá unos 6 años como más. Me ofrece un documento. «La Convención de los derechos del niño dice que tenemos derechos a ser protegidos contra el maltrato y la explotación...» Sonríe y se marcha para dar otra hoja a un transeúnte. Mientras tanto sigue el espectáculo con música y con niños haciendo acrobacias sobre zancos.

Crear oportunidades

Como somos extranjeros, no hubiéramos podido visitar el barrio sin la presencia protectora del desfile. Un joven nos cuenta que de tardarse en la calle ya es peligroso. 

Henry, uno de los educadores del Centro nos dice que «entre otras cosas, los jóvenes se meten con las redes mafiosas porque no tienen muchas alternativas». 

La gente del barrio vive de la economía informal, ofreciendo servicios (telefonía, arepas, trayectos en moto-taxi). Los que mejor viven, venden hamburguesas. Los padres, eso sí cuando están presentes, trabajan en la construcción o en las minas de oro. Las madres trabajan de ofreciendo servicios domésticos o en pequeños comercios. Y los niños se quedan muchas veces solos. La prostitución infantil que afecta también a la niñas, es un «servicio» ofrecido a las grupos mafiosos y contra el cual es difícil rebelarse.

Oportunidades es lo que Cecucol trata de ofrecer a esos niños, niñas y adolescentes. El Centro es como su segunda casa, y de esta manera no se quedan en la calle. La organización popular se creó hace 28 años y ayuda hoy a más de 300 niños y niñas ofreciéndoles una enseñanza y un apoyo académico reconocido. Muchos niños y niñas salen del sistema escolar por los altos costos y demás factores que implica la escolaridad (clases llenas y los programas pocos flexibles). «Los chicos rechazados por las escuelas pueden terminar su escolaridad obligatoria aquí, como mi nieto» nos cuenta una de las mujeres de la comunidad. Además también hay actividades culturales y artísticas (baile, música, dibujo). Los profesores son jóvenes adultos que habían asistido a estas clases antes. 

Resistir gracias a la agricultura urbana

Uno de los problemas que más afecta a las familias del barrio Los Chorros es el acceso a los alimentos. La zona rural de Cali representa solo 2% del territorio de la ciudad, el resto esta explotado por la caña de azúcar pertenecientes a élites patronales, utilizando las tierras previstas para el abastecimiento local. Por esta razón Cecucol desarrolló un sistema de agricultura urbana, como una alternativa que aporte a la alimentación de las familias. «Es una forma de lucha y de resistencia para nuestra autonomía y contra la precariedad» nos cuenta Aníbal. 

Cecucol trabaja hace 25 años. «Al inicio los paisanos que tuvieron que marcharse de sus tierras a causa de la guerra civil y/o del narcotráfico eran escépticos. No pensaban que era posible cultivar verduras en la ciudad». Hoy, gracias a las huertas que producen frutas y verduras, las familias reducen sus gastos en alimentos y mejoran su régimen alimenticio. «Además solo utilizamos semillas locales y no transgénicas!» 

La alta importación de organismos transgénicos (y de los pesticidas asociados) volvió dependientes a varios campesinos y redujo la diversidad de frutas, verduras y cereales en Colombia. 

Cecucol apoya también los mercados campesinos en el barrio y las compras conjuntas de bienes (no perecederos) para obtener un mejor precio. En el mismo sentido de nutrición sana y barata, el proyecto «ollas comunitarias» propone organizar comidas compartidas y preparadas por las madres de familias para crear lazos dentro de la comunidad.

Patricia, unas de la mujeres dentro del proyecto, cuenta cuanto valora estas actividades: «Pude seguir formaciones y aprendí mucho sobre la alimentación sana. También hablamos de política entre nosotros. La gente no sabe lo que está pasando, no conocemos nuestros derechos. Pero aquí pude recuperar confianza en mí misma».

«Es fácil morir de hambre. Solo hay que parar de comer y ya. Mientras seguir viviendo pasando hambre, esto sí es difícil.»

Una mujer del proyecto «ollas comunitarias»

Hazte participe

Imprimir

...........................................................................................................................................................................

Si quieres hacer parte de la familia de TDHS - Coordinación Nacional te invitamos a que nos escribas y nos compartas tu forma de vincularte. 

...........................................................................................................................................................................

1. Quiero donar mi tiempo y mis conocimientos...

2. Quiero donar recursos económicos a algún programa de TDHS - Coordinación Nacional

3. Quiero hacer parte de TDHS-Colombia, cuéntanos aquí

........................................................................................................................................................

.........................................................................................................................................................

Volver a inicio

 

 

Terre des Hommes Suisse. Tdhs: es una organización suiza fundada hace más de 45 años que trabaja por la infancia y el desarrollo solidario. Desarrolla sus actividades en alianza con organizaciones sociales locales en 11 países.

Síguenos en   

 

 

    

 ............................................

 

Historias de vida

  Contáctenos 

Teléfono (57 + 1) 3440818

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Carrera 27 A No. 40 A - 68

Bogotá - Colombia

________________________________________ 

   Terre des hommes Suisse - SUIZA

Sede principal

Ch. Frank-Thomas 31, 1223 Cologny-Genève / Tél +41 (0)22 736 36 36 / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 CCP 12-12176-2 / Compte bancaire Crédit Suisse, 1211 Genève 70 / BIC CRESCHZZ80A / IBAN CH56 0483 5036 4896 2102 2